ACEPTAREn aliste.info utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de optimizar la navegación y obtener estadísticas que nos permitan mejorar los servicios prestados a través de esta página. más información
Qué lugares hay de interés en tu pueblo?

Añade uno
Descargate el PDF gratuito de ADATA
con la guía de setas.





aliste.info en facebook

Siguenos en:
http://facebook.com/aliste.info

aliste.info en google+

Siguenos en: https://plus.google.com/113384361826438383797

aliste.info en twitter

Siguenos en:
http://twitter.com/alisteinfo

aliste.info en youtube

Siguenos en:
http://youtube.com/alisteinfo

Filtro Por pueblo

Mostrar novedades solamente de: Ver Todos los pueblos

Tag: Fauna

TAGS: NaturalezaFauna
18JUL2005

LUCHA CONTRA EL FUEGO. VIÑAS: Un proyecto cinegético roto por el desastre

URL: http://www.laopiniondezamora.es/
un joven de viñas perdió un tractor utilizado para abrir un cortafuegos.. jf, acompañado por otro joven, le indicaron arar una zona para atajar las llamas y se vio envuelto por las mismas. resultó herido de consideración y perdíó el tractor.


La Opinión
.
El municipio de Viñas fue el más afectado por el incendio que comenzó el pasado sábado, a las 15,30 horas, en Nuez de Aliste, y se extendió luego imparable por los términos de San Blas, Viñas, Ribas y El Poyo a pesar de la disposición de medios humanos, mecánicos y aéreos puestos a combatir las llamas.
.
En la tarde de ayer todavía seguía activo, pero ya en una situación controlada aunque habían ocurrido algunos rebrotes. En su extinción trabajaban dos técnicos, cinco agentes forestales, dos aviones de Rosinos, un hilicóptero de Villardeciervos con cuadrilla de acción rápida, un avión anfibio, cuatro cuadrillas, cuatro retenes de maquinaria y cuatro autobombas.
.
Entre los quemados en Viñas está el joven J. F. a quien, acompañado por otro joven, le indicaron arar una zona para atajar las llamas y se vio envuelto por las mismas. En consecuencia resultó herido de consideración y perdió el tractor que fue pasto del fuego.
.
Ahora el Ayuntamiento está dispuesto a conseguir que alguien abone los gastos del vehículo «porque a ver quién abona el tractor» según manifestó ayer el alcalde de Viñas, Bernardo Casado, que suspenderá las vacaciones por tierras gallegas para regresar a un municipio desgraciado en gran parte por las llamas.
Casado hace mención al acuerdo la que había llegado el Ayuntamiento para gestionar la caza mayor del municipio, mediante la constitución de un coto intensivo, y las distintas Asociaciones de Cazadores la caza menor. Los recursos cinegéticos han sufrido gravemente las consecuencias.
.
Los responsables del Proyecto Laia Natura, Joan Antoni Pascual, y José Manuel Pablos, se desplazarán el miércoles para hacer una valoración de los daños. Precisamente este año habían iniciado el proyecto de dinamización cultural con actividades destinadas a combatir el despoblamiento rural aprovechando la riqueza natural del municipio.
Joan Antonio señaló ayer que «la pérdida es de millones porque el término de Viñas tenía un potencial natural muy alto. Ahora hay que hacer una gestión de áreas quemadas y hay que buscar soluciones. Habrá que buscar solidaridad y voluntariado, algo que sea una punta de lanza para conseguir la recuperación del ecosistema».
.
Delfina Ramón Calvo, de Viñas, afirmaba ayer que «el incendio nos dejó sin nada y esto ha quedado como un desierto. Se quemaron las majadas de robles de "Porcaliza" y "Pie de Morro", las huertas y linares». Hizo mención a la tensión que vivió el personal «que pasó mucho miedo porque había mucho fuego y grandes llamas. La gente no pegó ojo por la noche y no pudo dormir».
.
Virgilio Montes, de Palazuelo de las Cuevas, no podía esconder su impresión «porque el ambiente da pena, antes todo estaba verde y ahora está negro y abrasado». Raquel Lorenzo, de El Poyo, igualmente hace referencia «al miedo que pasó la gente y a la pena que dar ver el paisaje quemado». Afirma que el fuego «parecía una bestiada» por las impresionantes llamas que aparecían en el frente del incendio en la tarde noche del sábado.
.
Desde la Guardia Forestal se apunta que «había muchos medios en la extinción pero no daban abasto porque el fuego se fue abriendo en abanico y se hizo muy difícil. Además el combustible estaba muy seco». A ello se añadió la simultaneidad de los incendios de Viñas, Palazuelo, Bretó y Zamora. A la coincidencia de los siniestros se sumó el viento que fustigaba las llamas dando alas a su avance por el terreno. Agentes de la Guardia Civil y de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales analizan, todavía, las causas de los incendios.
.
Un espectáculo de grandes llamas y mucha desolación Los incendios, como ya es habitual, despertaron el interés de la población y fue un espectáculo seguido con emoción por cientos de personas desde los albores, cuando el humo comienza a elevarse hacia los cielos anunciando lo que se avecina.
Luego llega el rugido de los aviones, helicópteros y el trajín de vehículos y cuadrillas que, igualmente, constituyen otros elementos sobresalientes del cuadro que se ofrece la vista.
.
Durante la tarde noche del sábado las poblaciones afectadas no sólo vivieron con temor las consecuencias sino que contemplaron asombrados la fuerza y la magnitud de las llamas.
Las gentes salieron de sus casas y ocuparon caminos y calles para seguir las evoluciones del incendio, algunos con las cámaras fotográficas en ristre para inmortalizar unas imágenes que no dejan de causar impresión.
.
La expectación volvió ayer a ser otra realidad, pero en este caso para detenerse a mirar las trágicas consecuencias que dejan tras de sí los incendios. Una calcinación que es contemplada con pasmo. Las personas salen de sus casa y acceden a los puntos más panorámicos de las carreteras para observar en toda su medida las pérdidas y la transformación; lo que fue anteayer y lo que queda.


0 puntos
(0 votos)


Escrito por CALAiTO

+info
TAGS: Fauna
24OCT2000

SAYAGO, HISTORIA DE UNA TRADICION ARTESANA UNICA: Pereruela, cuna del barro

URL: http://www.laopiniondezamora.es
el paraje de los hociles fue el asentamiento primitivo de los primeros alfareros perigüelanos, cuyas técnicas continúan utilizándose desde el neolíticoPereruela, situada en la comarca natural de Sayago, se encuentra encerrada entre los agrestes e inhóspitos parajes de las Arribes del río Duero que la separan por el norte de la Tierra de Aliste y por el oeste de Portugal, y del río Tormes que por el sur lo hace de la tierra salmantina.

El mismo Duero con sus impresionantes cortados rocosos y pronunciadas laderas, a las que los perigüelanos llaman “Arribas” y “Arribanzos”, ponen límite por el norte al término municipal. En esta zona poblada de monte de encinas, empieza el manchón granítico del sur del Duero, siendo su punto más elevado el mítico y viriatudo teso de Bárate con sus 799 metros.

A lo largo de esta última demarcación, de sur a norte buscando el Duero, corre la Ribera (en los mapas figura como ribera de Sobradillo) que nace en el Teso Santo de Peñausende y pasa bordeando las faldas del cerro del Castillo de dicha localidad, y, ademas, por Tamame, Mogatar, Sobradillo y Pereruela donde se une al río. A lo largo de su recorrido existieron una veintena de molinos, de los que seis corresponden al último pueblo. Prácticamente todo su itinerario está vigilado por las rocas, pero es en Pereruela donde éstas lo hacen de forma avasalladora.

Nada más dejar atrás el término de Sobradillo de Palomares se encuentra el paraje más sorprendente y emblemático para los naturales, los Hociles, en los que un impresionante derrumbamiento rocoso oculta el lecho de la ribera a lo largo de 200 metros en los que el agua ha formado galerías como la de la Chimenea del Diablo y la Sala del Tesoro o de los Asientos que con sus sinuosas formas han alimentado la imaginación popular.

La magia del lugar se acentúa con la llegada de la estación de las lluvias cuando el agua desaparece bajo las rocas; y si el caudal es muy abundante las enormes peñas retumban. La espectacularidad sube de tono cuando tras una fuerte tormenta, aunque el arroyo esté seco, o después de muchos días de continuas y excesivas lluvias, cosa rara, el desfiladero es incapaz de absorber el caudal y el agua, estrepitosamente rebasa la parte más honda del desfiladero empequeñeciendo la más grande de las rocas, al tiempo que engrandece la espectacularidad del lugar. Pocas veces se puede contemplar tan impresionante imagen, ya que las condiciones descritas, salvo para alguien que se encuentra en aquellos parajes cuidando ganado y se vea sorprendido por la climatología adversa, disuaden a aventurarse a llegar hasta el lugar.

Pero si lo descrito crea el ambiente adecuado para la mitificación, éste aumenta hasta lo inimaginable cuando ya avanzado el estío, si el arroyo da muestras de sequía, hace tiempo que no llueve y el horizonte está despejado hasta más allá del Teso santo de Peñausende (dato a tener muy en cuenta por los aventureros y desconocedores de los riesgos del lugar por acumulación repentina de agua), linterna en mano nos adentramos por entre las rocas hasta las mismas entrañas de la Chimenea del Diablo para disfrutar de las dimensiones de la cueva y cómo rocas de colosales volúmenes forman su bóveda, una imagen difícil de asimilar cuando descubrimos que, en condiciones normales, el agua accede al lugar por un pequeño pasadizo de arcos labrados por la erosión en la misma roca; al lado derecho hay una hornacina hecha como a propósito, que no lo es, que empuja a la imaginación a pensar en un hipotético santuario.

Abandonamos la estancia en dirección aguas abajo, subiendo a una galería por entre hermosas hoyas taladradas en la roca viva por el agua con ayuda de los cantos rodados que las adornan en el fondo. Las peñas, como si buscaran unas la proximidad de las otras, tratan de cerrar el paso, de tal modo que para acceder a la siguiente gruta, hay que deslizarse por un ajustado pasadizo que obliga a pegarse a la roca como requisito imprescindible para acceder a la Sala del Tesoro o de los Asientos. En esta oquedad de reducidas dimensiones, la erosión ha labrado una especie de columnas retorcidas y asientos, así como una piedra frente a ellos a la que la tradición popular ha convertido en mesa.

Estas imágenes, contempladas en el pasado a la luz de una antorcha, creó en la fantasía popular la Sala del Tesoro en la que había un cordero de oro; a la que se le añadió, por obra y gracia de El Buen Mozo, bandolero él nacido y muerto en Pereruela en la segunda mitad del siglo XIX, lugar de reparto de botines y uno de sus escondrijos.

A pesar de que el lugar tiene muchas más oquedades, las descritas son las que han cautivado desde siempre a los perigüelanos, y, también, a pesar de los riesgos, desde tiempo inmemorial crearon la costumbre de entrar los niños del pueblo desde edades tempranas sin que nadie supiera dar una explicación.

Sin embargo, esta costumbre, practicada por los adolescentes que, sobre todo, cuidaban ganado en el campo, era sencillamente la herencia de algún ancestral ritual en el que los niños que ya apuntaban a la adolescencia dejaban enterrada la niñez entre las rocas; pero a la que la fuerza de la costumbre dejó en un simple entrar por desafío para demostrar a otros mayores que se era como ellos, que lo de niño había quedado atrás, y, por tanto, podían ser admitidos en el círculo de los mayores.

Paisaje y tradición así contados muy bien podrían formar parte de un relato sin más trascendencia que la de entretener y cautivar, como había sucedido hasta hace cuatro años en que, llevados por la creencia de que ese guión no podía ser fruto de la imaginación, sino que tenía que tener una base real, se descubrió que allí habían vivido los primeros perigüelanos, por ahora, de qué utensilios disponían y que tipos de vasijas fabricaban, y, en consecuencia, cómo había sido su vida.

Los puntos elevados de este paraje cobijaron por lo menos desde el IV milenio a. C. en el neolítico final, a los primitivos perigüelanos que vivían de la caza, la pesca y una agricultura rudimentaria, siendo, por ahora, los primeros que elaboraron la alfarería perigüelana con los mismos barros que se siguen empleando en la actualidad y marcando una línea de fabricación que ha llegado a nuestros días.


0 puntos
(0 votos)


Escrito por webmaster

+info