ACEPTAREn aliste.info utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de optimizar la navegación y obtener estadísticas que nos permitan mejorar los servicios prestados a través de esta página. más información
Qué lugares hay de interés en tu pueblo?

Añade uno
Descargate el PDF gratuito de ADATA
con la guía de setas.





aliste.info en facebook

Siguenos en:
http://facebook.com/aliste.info

aliste.info en google+

Siguenos en: https://plus.google.com/113384361826438383797

aliste.info en twitter

Siguenos en:
http://twitter.com/alisteinfo

aliste.info en youtube

Siguenos en:
http://youtube.com/alisteinfo

Filtro Por pueblo

Mostrar novedades solamente de: Ver Todos los pueblos

Tag: Turismo

TAGS: TurismoTradicionesOpiniónAlistanos por el mundoAsociaciones
13ENE2013

Las mascaradas de los cencerros de oro (ORIGINAL RETIRADO DE LA OPINIÓN)

vía
La Opinión de Zamora Comarcas
http://www.laopiniondezamora.es
URL: http://www.laopiniondezamora.es/opinion/2013/01/13/mascaradas-cencerros-oro/653124.html
Artículo de opinión de TOMÁS BLANCO sobre el nuevo proyecto europeo de mascaradas anunciado por la Diputación de Zamora.
3.01.2013 | 02:47
Las mascaradas de los cencerros de oro Las mascaradas de los cencerros de oro
 
 

En plena histeria colectiva por la búsqueda de la identidad y las raíces que dan sentido a la estupidez humana, los líderes sociales, en otras denominados caciques se han metido en la vorágine de encontrar los auténticos valores que dan sentido a los zamoranos.

En esta carrera absurda, más bien relacionada con el complejo de inferioridad que por años se nos ha inculcado, los portaestandartes de la causa han encontrado Eldorado, en el ruido de los cencerros que recorren la provincia por estas fechas.

Las mascaradas (como algún iluminado sin criterio ha denominado a tan singulares representaciones que algunos casos portan una máscara, pero en la mayor parte de los casos no) saltan del anonimato del tercer mundo zamorano, a las pasarelas de la alta gordura. Cuestiones semánticas aparte y en plena crisis de pelotazos inmobiliarios, que mejor excusa que la exaltación de lo nuestro, de nuestro patrimonio cultural: ¡de nuestras mascaradas! y a lo egipcio repartirse 400.000 pavos de fondos europeos a los que el Patronato de Turismo de Zamora, por arte de magia, le inyecta 93.000. Digo por arte magia porque por mucho ruido que hagan las «cencerras», tal cantidad de dinero no aparece por abiogénesis (término empleado por Thomas Huxley para definir lo que Aristóteles denominó el origen de la vida por generación espontánea), para volver a entrar por el mismo buraco. Servidor no se cree que por mucho aguinaldo que pidan los de las máscaras, generosa la Diputación, en lugar de un par de longanizas apoquine casi medio millón de euros, y no por falta de chorizo curado, con el pretexto de revitalizar la tradición.

A estas alturas de la película, España con la soga a la altura del Ebro y con el deber de devolver a Europa todo lo que no se haya bien o mal empleado, pues algunas bodegas de la capital parecen guardar, en lugar de toneles, sacas de fondos europeos que por años no se han invertido en la provincia. Como Europa pide cuentas y nos ha pillado de chuletas por Aliste, ¡Eureka! Que mejor forma de darle aire a la pasta que las mascaradas.

En esta España de los aeropuertos que no despegan aviones, estaciones que no paran los trenes, ciudades de las ciencias sin científicos y polígonos industriales alistanos sin empresas, sin agua y sin luz; pues por qué no un pelotazo enmascarado a las mascaradas o «mascarazo». Definamos al mascarazo como una nueva forma de llenar el bolsillo con fondos europeos destinados a otros propósitos y que por falta de acuerdo transfronterizo, exceso de «ácido asnoico» en el seso político y desidia de los zamoranos se los reparten entre cuatro con el pretexto de que unos mozos vestidos con pieles de oveja, mamaos como piojos a J&B y pacharán, van pidiendo el aguinaldo de puerta en puerta.

En principio, la idea no es mala y 400.000 euros bien podrían ayudar a las asociaciones locales o a los ayuntamientos (recordar al lector que las mascaradas cuestan dinero); lo de mantenerlas vivas no depende de las limosnas de las instituciones si no de otra cosa que Natalia nos contará mas abajo. Pero no, el Patronato avisa a las mascaradas, sin previa consulta, que se va a fundir 400.000 pavos en un par de desfiles en Zamora y Bragança y alguna otra chirigota. La idea es, «mascaradas os vamos a ayudar, para ello os vamos a llevar de desfile en desfile». Hombre, con medio millón de euros yo las llevo a Río de Janeiro con las mulatas, pero a Zamora y Bragança, es de traca. Sería absurdo que el Patronato se gastase 400.000 euros en promover el consumo de vino de Toro en Toro o promover el románico en Zamora. Vale, veámoslo de otra manera y vamos a hacer un desfile en Río de Janeiro con los Carnavales, por llamarlo promoción. Yo de entrada, me apuntaría seguro y de paso pillar cacho con alguna «garota» de Ipanema. Pero seamos serios, sacar las mascaradas de su entorno, es como sacar a un león de la sabana para meterlo en un circo. ¿Alguien se imagina a la Cofradía del Silencio sacando en procesión al Santísimo Cristo de las Injurias por las calles de Bucarest, para promocionar la Semana Santa Zamorana? Vamos, el género bobo se queda corto. A ver si va a resultar ahora que el Diablo Grande de los Carochos tiene menos categoría que el Crucificado y la Diputación va a ser la proxeneta de las mascaradas y los Carochos su puta de lujo.

Delirios de grandeza de un Diablo a un lado, cuando se suelta institucionalmente tal cantidad de pasta (equivalente a crear 20-30 puestos de trabajo), hay que revisar que hay detrás de las mascaradas, porque sino todas, muchas rozan o están en la ilegalidad y cuanto antes necesitan un tuneado acorde con los tiempos de la Europa en que vivimos. La justificación de descomunal gasto es atendiendo a lo que los «entendidos» en ritos paganos, dicen da sentido a nuestra tradición. Nos hablan de la lucha del bien y del mal, del solsticio de invierno, de la purificación de la ceniza, la fertilidad de la mujer y la pureza de la tradición basada en el cromosoma XY y gilipolleces varias. Me permito el sarcasmo, porque para mí cualquier afirmación sin demostración empírica, es «modus tollendo tollens» o falsedad. Yo he formado parte de los Carochos varios años y lo único que me viene a la cabeza son unas cogorzas de puta madre, todavía me mareo de pensarlo y como yo creo que la mayoría.

Señores de la Diputación ¿están Uds. patrocinando eventos en los que adolescentes menores de 16 años se pillan una tajadas descomunales? No es una acusación, es una observación y experiencia personal. Por otro lado el uso de animales, generalmente burras, como parte del espectáculo es común en varios pueblos. De hecho la burra de mi casa ha sido por años parte de la comitiva de los Carochos. No existe legislación alguna, en cuanto al uso de animales en las mascaradas. Bueno, sí existe en el BOCYL y en el BOE así como legislación europea acerca del uso de animales en eventos públicos, pero las mascaradas se las pasan por el forro, no por maldad, sino por falta de conocimiento. Por experiencia de nuevo, a los animales no se les maltrata, al contrario yo creo que hasta disfrutan y más de una burra vieja ha rejuvenecido con un par de tragos de Soberano, pero ¿y sí ocurre un accidente con un animal en un evento de vuestro patrocinio? No es una acusación, es una advertencia.

Pero en toda esta tontuna por ver quién la tiene más larga, la palma este año se la ha llevado Pozuelo de Tábara donde se le ha otorgado el privilegio a una moza a formar parte del Tafarrón. El problema está en que dicho privilegio, ya otorgado previamente por el Artículo 14 de la Constitución Española, fue sometido a referéndum popular. Es fácil pensar por el subidón que produce el calentón popular que es una medida democrática acorde a los tiempos, pero hijos míos, esto es España y no Afganistán y la etnia que predomina en Pozuelo es la paya. Si el referéndum se hubiese producido en un país islámico o en el poblado gitano de la Alberca, todos nos estaríamos tirando de los pelos y la noticia sería de portada. Pero no, esto pasó en Zamora y, en su lugar, parece que hay que aplaudir la noticia por el buen rollo que rezuma y Uds. con un par van y lo patrocinan. No contentos con el plebiscito y sacando pecho por el consenso popular, en Pozuelo se soltó la siguiente perla (cito textual de la noticia de este mismo periódico): «se ha perdido pureza, pero se mantiene la tradición». Como chiste ya no se lleva ni en los archivos de Gila, pero como declaración, es un delito tipificado en el código penal al afirmar que la mujer, como el tubo de escape, contamina. Por otro lado el artículo 9.2 de nuestra Carta Magna: «consagra la obligación de los poderes públicos de promover las condiciones para que la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas». A día de hoy las mascaradas son en su mayoría XY es decir masculinas y no conozco ninguna institución o poder público que promueva la igualdad de sexos en los participantes. Como anécdota, el personaje más repetido en las mascaradas de diferentes pueblos es la Madama (hombre vestido de mujer). A este papel los estudiosos siempre le otorgan la fertilidad, la pureza, la virginidad, etc? a mí se me ocurre que ya allá de los tiempos, el mariquita del pueblo (con mi respeto absoluto a los gays), pues en vez de vestirse con pieles de ovejo y harapos malolientes, decidiese pintarse la cara, ponerse una saya planchada y con la excusa salir del armario por un día, al fin y al cabo pudiese ser una falsedad como otra cualquiera de las que cada vez más libros repiten sin criterio.

En resumen, éste es el panorama en el que la Diputación nos quiere hacer el visto y no visto con medio millón de euros para salvar la tradición. Queridos magos del «trocomocho», el timo de la estampita es más viejo que las mascaradas y la tradición ya está salvada y gira por sí misma. Para que vean que no voy de farol, me permito copiar y pegar de mi página de «Facebook» el comentario de Natalia, mujer y joven de Riofrío de Aliste, por si alguien tiene dudas de en qué se emplea el dinero de todos:


«Se escuchan ya las cencerras a lo lejos. Cada golpe de changarro va marcando el ritmo que siguen los latidos del corazón, al oír el esperado son de cada uno de enero. Una entrada de año sin Carochos sería como ir a las Fuentes una tarde de verano y no beber agua, los Carochos se sienten, es algo difícil de explicar, pero si tú eres de Riofrío y desde pequeño has deseado que llegue cada primero de enero, sabes de lo que hablo.

Al llegar las navidades al pasar por la plaza del pueblo lo primero que veo es la luz que sale por la puerta del salón, esa luz brillante que me recuerda que queda poco para el gran día. Tiene que estar todo a punto, pero nunca todo sale bien. «Ahora no es como antes me dice mi abuela». Ella me contó que mi bisabuelo el ti Juan Rodríguez, que fue un magnífico Diablo Grande, entrenaba largos ratos en el antiguo sobrao de su casa. Yo no lo conocí, apenas conservamos algunas fotos de él. Pero aún sin conocerlo, aún sin haber hablado nunca con él, puedo tener el mismo sentimiento que él tuvo años atrás. Por eso los Carochos no son una simple mascarada como pueden ver aquellos que nos visitan el 1 de enero, los Carochos son tradición, son alegría, sentimiento, recuerdo, pasión...».

Yo no tengo más que añadir, solo que no nos engañen.



0 puntos
(0 votos)


Escrito por CALAiTO

+info
TAGS: EconomíaTurismoSociedadFiestasOpiniónAlistanos por el mundoMúsicaPolíticaMandagüevos
31OCT2012

El que quiera fandango que lo traiga en la mochila

URL: http://www.laopiniondezamora.es/opinion/2012/10/31/quiera-fandango-traiga-mochila/637776.html
TOMÁS BLANCO | PROFESOR EN BOSTON, EE UU (Las fiestas de los forasterios)
El que quiera fandango que lo traiga en la mochila  TOMÁS BLANCO | PROFESOR EN BOSTON, EE UU
 
Durante los últimos años uno ha mirado el panorama y la realidad del país como el que mira una película en la parte de atrás de un cine de gran capacidad. Las noticias, como los sonidos de la película, te llegan con cierto retardo cuando el siguiente fotograma ya está en la pantalla. Como espectador, a mitad del guion la película te aburre, después te cansa y al final te mosquea. Y es mosqueo, sí, esa sensación que los burros sementales sienten cuando las moscas cojoneras revolotean sus pelotas, la que últimamente me invade por las mañanas. Como cada amanecer, desde que hace ya 5 años Harvard me ofreció la oportunidad de venir a EE UU, enciendo mi ordenador y con La Opinión-el correo de Zamora como página de inicio, le meto mano al primer café, por llamar de alguna manera al agua de castañas que hacen los americanos. Tal vez añorando el buen café alistano que por años de tradición de contrabando se toma en la comarca, me sumerjo en secciones para acabar en comarcas y ponerme al día de lo que pasa en la tierruca gracias a la pluma de mi gran amigo y apreciado Chany Sebastián. Noticias de bodas, de inauguraciones, riadas, tormentas, ataques de lobos, romerías, accidentes, política, incluso yo he sido noticia varias veces; pero últimamente hay tres noticias que me tienen mosqueado, la primera el aumento brutal del paro en la comarca, la segunda el incremento en decesos y la tercera las fiestas patronales de los pueblos.
 

El porqué de mi mosqueo es muy claro y espero despejar las dudas. Antes aclarar que todavía mantengo padrón en la tierra por lo que mi opinión es la de un alistano desterrado, que no exiliado. Al ajo, recientemente un pueblo de Aliste fulminó por sus fiestas patronales unos 25.000 euros. Un par de semanas después, los camiones cisterna surtían las necesidades más básicas de sus vecinos sin suministro de agua potable. Cualquiera ante semejantes y contradictorias noticias pudiera pensar, ¡la gente de este pueblo es gilipollas! Yo de hecho no lo pienso, estoy convencido y voy a justificar mi palabrota. Sin levantarme de la silla pude comprobar que el padrón municipal no asciende de 100 habitantes y por tanto una cisterna de agua al día es más que suficiente para dar de beber, cagar que lo hagan en el corral de toda la vida, no vayamos a gastar agua en lujos. Pero ¿cómo es posible?, si la primera noticia hablaba que más de mil personas asistieron a la verbena y que muchos forasteros y veraneantes disfrutaron de las grandes fiestas. Mi primer pensamiento ¡joder! ¿qué enrollados los de ese pueblo, no? prefieren cagar en el corral que prescindir de un orquestón. Segundo pensamiento, ¡pero pedazo de morro que se gastan los forasteros que se vienen a hacer botellón al pueblo y claro a falta de agua, le bajan dos tablas a la cuba del abuelo! y tercer pensamiento, mi gente se ha vuelto loca o yo estoy como un cencerro y ante mi bipolaridad me metí al tema más de lleno.

Cuando se analiza este sin dios con detalle, uno llega a la conclusión de que se debería meter a todos los alistanos en la cárcel, en el «manicomio», mandarlos a la escuela o mandarlos a tomar... La realidad: en lo que va de 2012 los ayuntamientos alistanos se han gastado en parranda un millón de euros (166 millones de pesetas) del dinero público de los contribuyentes alistanos. La cifra llegaría al doble si se mete en el saco lo que las comisiones de festejos recaudan, pero eso no es harina de este costal... o tal vez sí. A uno, el cerebro se le revuelve en el cráneo como el estómago en la barriga, por la ingesta del tradicional botillo del año nuevo alistano, tras la resaca de nochevieja. ¡Un millón de euros en juerga!, los pueblos sin agua, la comarca con una tasa de paro que asusta, servicios sanitarios de otra época, ausencia de bomberos, seguridad ciudadana que brilla por su ausencia, un 75% de personas mayores de 65 años, escasez de proyectos empresariales, falta de banda ancha de Internet y sin perspectiva alguna para la poca gente joven que allí queda. Todo esto desde la distancia, como en la sala de cine, te confunde y el retardo genera eco y el eco regresa para golpearte y despertarte entre el aroma artificial del café americano. Volviendo a las noticias de Chany, uno puede ver «castillos hinchables» y trenes de la bruja llenos de niños y verbenas con cientos o miles de jóvenes. ¡Algo no me encaja!

Casi a diario hablo con mis padres por teléfono (una ronda y el otro pasa de los 80), en casa no tienen el lujo de la banda ancha entre otras cosas, porque no llega al pueblo. Por las fiestas patronales les pregunté ¿qué tal las orquestas? (yo he sido músico de verbena y siempre pongo interés en saber de las que vienen a tocar). Me respondieron que habían estado sentados al fresco hasta la 1 de la mañana como cualquier otra noche de verano con los pocos vecinos que en el barrio quedan, y después para la cama. Pero entonces ¿no fuisteis al baile? les pregunté ¿cuándo nos has visto a nosotros ir al baile? me respondieron. Y es verdad, ni ellos ni la mayor parte de la gente mayor que todavía reside en el pueblo van al baile de la orquesta, entre otras cosas porque comienza a la 1 de la mañana. Hice memoria de mis 15 años como músico y pocos mayores pude ver en las verbenas alistanas, pero sí pude comprobar cómo varios cientos o miles, como bien cuenta Chany, llenaban las plazas.

Entonces, si la gente que reside y paga impuestos en los pueblos, no va al baile (75% de los empadronados con más de 65 años) y en los pueblos no hay niños de familias residentes, ¿a misa de qué en toda la comarca los ayuntamientos se gastan un millón de euros en dar juerga a gente que no cotiza ni un solo céntimo en el pueblo; y dar diversión a niños que su primera lengua es el euskera, el catalán o no distinguen el «mire usté» con el «mire ezque»? Muchos de los forasteros y veraneantes ni siquiera viven en la comunidad autónoma con el añadido gasto económico, sanitario y social para los ayuntamientos, que han llegado al absurdo de cambiar las fiestas patronales para hacerlas coincidir con ellas fechas de vacaciones de éstos, sin tener en cuenta, por ejemplo, si la cosecha está terminada, o si los pastores han bajado ya de la sierra con las cabañas y también disfrutar de sus más que merecidas fiestas. Para más colmo los hay que hasta se quejan de que las fiestas no son lo suficientemente buenas como las de «Mondra» o Leganés; que por qué los ayuntamientos no limpian la basura del día después, que las ovejas huelen mal y que el canto de los gallos o el «orniar» de los burros despiertan a los niños de madrugada y vaya autoridades que no hacen nada al respecto. Toda esa gente que se acerca a pasar las fiestas en los pueblos, podría pagar de su bolsillo las fiestas que al fin y al cabo, para ellos y para sus hijos son, a mis viejos que allí han vivido toda la vida ni les va ni les viene y como a ellos a la mayoría.

Ante tanta estupidez y sin sentido te hierve la sangre, y escribir la mala «ostre» que escupe mi boca al hablar, es lo mínimo que uno debe hacer en la distancia. Con un millón de euros, al año, a mí se me ocurre que se podría dar empleo estable y temporal a unas 60 personas para trabajar en asuntos relacionados con la comarca y así mejorar los servicios sociales, tales como comedores, cura, asistencia médica, mejora de redes de abastecimiento, carreteras, fomento empresarial, en definitiva lo que la gente que allí vive necesita y en mejorar el futuro poco halagüeño que de reojo nos espera. Los ayuntamientos además tienen la infraestructura y el dinero de las partidas convencionales. Esto es tan solo del despilfarro que sin sentido se fulmina en fiestas para quienes en el pueblo no cotizan un céntimo. Con un millón de euros, al año, cada cual que haga acto de conciencia de en qué preferiría gastarse la pasta, si en dar juerga a los del verano o en pan para los míos, y más ahora que el pan empieza a venir integral y de centeno. Ya se lo escuché decir a la tía Julia Chimeno que en paz descanse, «el que quiera fandango que lo traiga en la mochila». Hay quien dice que Aliste está muerto, yo creo que no. Aliste como Blanco Herrera, no está muerto, está de parranda.



0 puntos
(0 votos)


Escrito por CALAiTO

+info
TAGS: CulturaTurismoFiestasTradicionesAsociaciones
03ENE2012

Demonios envueltos en cenizas

URL: http://ocio.laopiniondezamora.es/agenda/noticias/nws-44809-demonios-envueltos-cenizas.html
Los Diablos llenan las calles de Sarracín y recuperan una mascarada que los vecinos piden que nunca se vuelva a perder. 03-01-2012 11:17

Chany Sebastián

Los Diablos de Sarracín de Aliste resurgieron ayer de sus cenizas y volvieron a cautivar a propios y extraños con una mascarada tan histórica como comunitaria que ha pervivido en el durante siglos en el fuera el bosque encantado del oeste zamorano: la Sierra de la Culebra, cuna de historias y leyendas a la vez que paraíso de fauna, flora y tradiciones populares.

Fueron los más madrugadores del Año Nuevo saliendo a las 9.30 horas del entorno de la iglesia parroquial de San Miguel Arcángel. Tras la consabida visita a la casa del señor alcalde se iniciaba el recorrido una por una por todas las casas del pueblo. Los vecinos fueron recibiendo con los brazos abiertos a los insignes visitantes cargados de buenos deseos y una mochila para llenar con las donaciones de las familias.

Los dos diablos «Grande» y «Chiquito» fueron abriendo la comitiva siendo el alma máter de la fiesta con sus persecuciones bajo su fiero aspecto de traje y carocha negra con tenazas rojas (el mayor) y un palo con dos cuernos (el pequeño). La Filandorra y el Rullón con sus trajes de tiras de sembraron de ceniza los campos y a cuantos encontraban a su paso con especial atención a las mozas. La terna de personajes la completaron el Ciego, Molacillo, Filandorra, Madama, Galán, Dulzainero, Tamborilero y los dos «Hombres del Saco».

Estamos ante una mascarada que entremezcla unas tradiciones de muy diversa índole y procedencias: a los ciegos y a los lazarillos que iban cantando coplas por los pueblos antaño, el Nacimiento del Niño Jesús en el Portal de Belén, la dura trashumancia pastoril y la matanza de los Santos Inocentes. Entre los vecinos se cree que «Algunos orígenes de la fiesta son bíblicos, otros proceden de la picaresca medieval o de las costumbres agroganaderas e incluso de la remota cultura celta».

La mascarada culminó ya en «La Anochecida», cuando el Molacillo pasó a ser Obispo y el Ciego Monaguillo con el hisopo de agua bendita para intentar darle cristiana sepultura al niño de la madama que ha fallecido. Los Diablos que querían llevarse su alma al infierno llegaron y ahí comienza la última y gran pelea.


Los Diablos son una pura expresión de la representación con ironía de las eternas luchas entre el bien y el mal, siempre aderezadas con la música tradicional, los buenos deseos y las cuestaciones, una fiesta donde, llevan el peso los 12 personajes, pero en la que al final termina participando todo el pueblo e inclusos los forasteros. Niños, jóvenes y mayores esperan que ya se celebre todos los años.



0 puntos
(0 votos)


Escrito por CALAiTO

+info
TAGS: TurismoTradicionesOpiniónAsociaciones
03ENE2012

Un patrimonio en peligro de extinción

URL: http://www.laopiniondezamora.es/opinion/2012/01/03/patrimonio-peligro-extincion/569850.html
Zona oeste - CHANY SEBATIÁN

 
 
 
Zona oeste

Un patrimonio en peligro de extinción

 
 10:09 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Las mascaradas de invierno de Aliste y Trás-os-Montes representan un legado social, cultural y etnográfico de infinito valor que ha sobrevivido desde la noche de los tiempos hasta nuestros días gracias a la voluntad de las gentes de nuestros pueblos. La historia se escribe utilizando como piedra angular los pequeños aconteceres de quienes viven su presente orgullosos de sus orígenes, mirando al futuro, sí, pero sin olvidar su pasado.

Las mascaradas alistanas y trasmontanas tienen entre sus valores una ancestral y peculiar indumentaria que, junto a danzas, carreras y peleas son, a primera vista, lo que más llama la atención, principalmente a los profanos en la materia. Sin embargo, en lo más profundo de sus orígenes, brilla con luz propia el sentido y el sentimiento humano y social, la lucha entre el bien y el mal, la comunidad, lo religioso y lo pagano.

Nada, desde el primer al último ritual es casualidad, sino el reflejo de alguna situación real (historia) o ficticia (leyenda) sobre un acontecimiento concreto que las hizo nacer, siempre como motivo de agradecimiento, ya sea a san Esteban Protomártir o al Niño Jesús, aunque las representaciones se sustenten también en la picaresca y la ironía que, muchas veces, es la mejor manera de llegar a cultivar la tradición y a cautivar el corazón de quienes se muestran agradecidos, de quienes reciben los buenos deseos, incluso de los diablos, y de cuantos no comprenden o no quieren comprender.

El Tafarrón de Pozuelo se descubre ante san Esteban, lo mismo que hace el Cencerrón de Abejera al pasar por delante de la iglesia; Los Carochos de Riofrío y Los Diablos de Sarracín al llegar a una casa donde falleció alguien rezan una oración por su alma; Los Zamarrones de Villarino al cruzar la frontera hincaban una rodilla en tierra pidiéndole permiso a las pastoras portuguesas de Vale de Frades en busca de su amor.

Está muy bien promocionar las mascaradas. Lo que no es de recibo es que particulares e instituciones las utilicen para presumir en Lisboa o Zamora de un gran legado cultural y luego cuando llega la hora de la verdad, entre la Inmaculada y el Martes de Carnaval nadie se acuerde de ellas y llegue el desbarajuste padre. Muestra de ello fue estos días la desastrosa organización de horarios en «La Raya» levantado una polvareda de criticas, justificadas, en España y Portugal.

Resulta una paradoja, cuando no una utopía, hablar de conseguir para las mascaradas su declaración como Patrimonio de la Humanidad cuando al paso que vamos habrá que declararlas es en peligro de extinción. Las mascaradas nunca fueron puro teatro sino sentimientos del alma y el corazón como motor de la vida misma. Ahí esta su gran valor a preservar.



0 puntos
(0 votos)


Escrito por CALAiTO

+info
TAGS: CulturaTurismoFiestasTradicionesAsociaciones
01ENE2012

Más de 200 personas presencian en Riofrío de Aliste la mascarada de los Carochos

URL: http://www.laopiniondezamora.es/comarcas/2012/01/01/200-personas-presencian-riofrio-aliste-mascarada-carochos/569535.html
La fiesta, declarada de Interés Turístico Regional, es una de las mascaradas de invierno más conocidas de la provincia

JUANMA DE SAÁ/ ICAL 

Más de 200 personas presenciaron hoy en Riofrío de Aliste (Zamora) la fiesta de los Carochos, una de las mascaradas de invierno más populares de la provincia, que marcan la celebración del día de Año Nuevo, junto con los Diablos de Sarracín de Aliste y los Cencerrones de Abejera de Tábara. Estas celebraciones, y el primer Zangarrón de Montamarta, componen la oferta tradicional popular, a medio camino entre lo pagano y lo religioso, con la que se recibe el nuevo año.


Los habitantes de Riofrío de Aliste prepararon hasta bien entrada la mañana la elaborada puesta en escena, casi teatral, de cada uno de los once personajes participantes en la mascarada. Los Carochos, que son los verdaderos diablos, el grande y el chiquito, reciben su nombre de la propia máscara, la carocha o careta, que les otorga un aspecto imponente.

La careta del diablo grande, el personaje más conocido de la fiesta, es una máscara plana de corcho, pintada de color negro y con los ojos ribeteados de rojo, una nariz alargada y colmillos. Va vestido con una piel de oveja, chaqueta negra, pantalón, botas y polainas y su indumentaria se completa con media docena de cencerros sujetos a la cintura y unas tenazas extensibles de color rojo con las que amenaza a quien se cruza en su camino.

Por su parte, el diablo chiquito lleva la cara tiznada, una melena de cerdas negras de cola de vaca, chaqueta y pantalón de color negro y una zamarra de oveja con zarzas en la espalda, así como botas y polainas.

La puesta en escena incluye también al Gitano, la Filandorra, el Ciego de Atrás, el Molacillo o Ciego de Adelante, el Galán, la Madama, el del Lino, el del Cerrón y el del Tamboril.



0 puntos
(0 votos)


Escrito por CALAiTO

+info
TAGS: TurismoNaturalezaSociedadFiestasTradiciones
20ABR2008

Los solteros de Riofrío reciben, en un día frío y lluvioso, a una "caravana" con 63 mujeres procedentes de Madrid...

URL: http://www.laopiniondezamora.es
y cupido se mojó...Riofrio.- Los solteros de Riofrío de Aliste recibieron ayer a más de medio centenar de mujeres, que han acudido en autobús a este pueblo con el objetivo de encontrar pareja o al menos una buena amistad. Con los nervios a flor de piel los solteros vestían sus mejores galas con el fin de impresionar a las visitantes y todos miraban al cielo esperando que la lluvia no aguase el día tras dos meses preparando la bienvenida a esta caravana de mujeres.
Un portugués de pura cepa, José Rosa Pereira, que ni siquiera estaba inscrito, fue el primero en enamorarse ayer y encontrar pareja en Riofrío. La afortunada fue Rosalva Aguirre, natural de Colombia. ¿Suerte?: Quizás. No en vano Pepe nacía el 10 de julio de 1939 en Leiría. Lo que está claro es que nadie le conocía pero él se puso junto a la puerta del autobús en busca del amor, ante la sorpresa de los de Riofrío, y quince minutos después, muy lanzado, ya manifestaba estar locamente enamorado de Rosalva: «Si quiere mañana nos casamos». Ella coincidía, aunque hablaba de amistad, «Sí, me gusta». Y ya por la tarde concertaban una visita a Ribadelago donde vive el jubilado luso, que fue conductor de autobús de Vivas en la linea de Sanabria a Zamora.
Ni la climatología adversa de vientos huracanados, lluvias y granizos, pudieron con las ilusiones y esperanzas de la "Caravana de Mujeres" que salía hacia las 10.30 de la mañana (cinco horas y media de viaje) de Madrid camino de Zamora, donde vecinos y curiosos foráneos se mantuvieron expectantes ante el innovador "Plan de Choque", deseando que la primavera contribuyera a cultivar los amores posibles e imposibles entre 42 mozos de Riofrío y alguna de las 63 mujeres llegadas desde la capital del reino. Había de todas las nacionalidades: españolas, colombianas, ecuatorianas, peruanas y dominicanas. «A ver si se casan, que ganas y edad ya tienen» comentaba una mujer, atenta a los unos y a las otras.
Para darle la bienvenida no faltaron los cohetes, ni la buena música ofrecida por Pepe Juan y su hijo a ritmo de gaita alistana de fole y tamboril. Juan Santiago Río Caballero, uno de los dos organizadores, fue el encargado de ir saludando una por una a las mujeres en el autobús, dándole la bienvenida: «Bien, la cosa ha salido bien, lleva mucho trabajo pero merece la pena. Lo que necesitamos es amor, mucho amor, a ver si encontramos novia todos». Un vermouth fue el encargado de romper el hielo que en temas de flechazos y enamoramientos a primera vista nadie puede controlar los deseos del corazón .
La paella y el cordero descubrieron la exquisiteces y manjares a las visitantes qué, con el estómago lleno, salen mejor las palabras y los sentimientos afloran sin verguenzas.
En la excursión también viajaba Manuel Gozalo, organizador de este tipo de eventos desde 1985. «De las cuarenta caravanas que llevamos organizadas, habrán surgido cien parejas formales», explicaba. Él mismo es un ejemplo de que el amor puede nacer en este tipo de eventos, pues a su pareja, dominicana, la conoció en una caravana.
El despliegue de TV, prensa y radio sorprendió en un primer momento a las mujeres que no se atrevía a salir. «Dios mío hay más periodistas que cuando sale la Pantoja, sentencia una peruana, bella y nerviosa, ante tanta cámara.
«Si el día hubiera estado bueno esto habría sido como la fiesta de agosto», comentaba el alcalde Miguel Gago Casas, matizando que «en los años setenta hubo mucha emigración a Asturias y País Vasco, también a Alemania, las mujeres se casaron allí, pero los hombres volvieron. Los pueblos están mal y el Gobierno tiene que ayudarnos, con el turismo rural o con lo que sea, sino quieren que esto se acabe».
Los niños siguieron el acontecimiento con atención. «Hay más gente que el día de los Carochos», aseguraban Alberto y Melodí. Los tiempos pasados siempre fueron mejores, dice el refrán. Hoy van a la escuela sólo once y de ellos cuatro son búlgaros. Tras 2006 y 2007 sin nacimientos este año ha habido mucha suerte, «dos veces ha venido ya la cigüeña», comentaban dos ancianas.
Angel Rodríguez Macho, uno de los organizadores, se mostraba cauto, pero contento y sincero, «todo está saliendo bien, esperemos que las mujeres disfruten del pueblo, nos conozcan y si luego surge la amistad o el amor mucho mejor, encantados». Yoli Libia, de Cali, en Colombia, irradiaba felicidad, «me gusta conocer gentes y sus pueblos, su cultura, fiestas y tradiciones, la gastronomía. Y si me gusta algún y nos hacemos amigos o más, precios, nunca se puede estar cerrada a la amistad y el amor. La gente se porta muy bien, es muy amable y muy guapa».


0 puntos
(0 votos)


Escrito por webmaster

+info
TAGS: EconomíaReligiónTurismoNaturalezaTradicionesArquitectura
03DIC2006

PUEBLOS: RIOFRÍO DE ALISTE

URL: http://www.nortecastilla.es/prensa/20061203/zamora/campanas-proteccion_20061203.html
campañas de protección - riofrío de aliste apuesta por el desarrollo de políticas de medio ambiente...M. GARCIA/ZAMORA

RIOFRÍO DE ALISTE


* Población: 1.054 habitantes.
* Superficie: 112 km2.
* Altitud: 788 metros.
* Distancia de la capital: 70 kilómetros.
* Comarca: Pertenece a la comarca de Aliste.
* Tiene como pedanías a Abejera, Cabañas y Sarracín.
* Actividades principales: Agricultura, explotación de pizarra, construcción y transportes.
* Correo electrónico: aytoriofrio@zamoradipu.com
* Fiestas:
-- Los Carochos, el día 1 de enero,
-- San Antonio, el 13 de junio, y
-- las fiestas patronales, los días 27, 28 y 29 de agosto.

- Lugares de interés:
Entre sus edificios destaca su templo parroquial, moderno y espacioso. A las afueras se encuentra la ermita de la Vera Cruz. Cuenta además con los bellos paisajes de la Sierra de la Culebra, así como elementos de arquitectura tradicional.


La ambiciosa Agenda 21 a la que se adhirió Riofrío de Aliste hace algunos años sigue dando sus frutos. Uno de los apartados en los que más ha incidido este pueblo es en el del cuidado medioambiental, a través del que ha llevado a cabo actuaciones de reforestación y campañas de concienciación en materia de residuos.

Hace pocas semanas, el Ayuntamiento ha querido implicar en el desarrollo de este tipo de acciones también a los más pequeños del pueblo con la creación de una simbólica policía ambiental. Casi una veintena de niños, con edades comprendidas entre los 5 y los 14 años, se han encargado de concienciar a los mayores de la importancia de mantener limpio el casco urbano de la población.

El tablón de anuncios del Ayuntamiento ha servido para anunciar las reglas, que los más pequeños del pueblo se han encargado de hacer cumplir. En él se podían leer frases como «no tirar papeles al suelo, no estropear los árboles y no malgastar el agua».

Otra iniciativa de la que disfrutan, sobre todo los niños, es de la celebración del Día del Árbol, cuya fecha anual es el 21 de marzo. Con este proyecto se quiere dar a conocer la importancia de los bosques y sus beneficios, y en él colaboran además del Ayuntamiento de Riofrío, la Junta.

La apuesta por el medio ambiente se completa con la apertura de una red de senderos para dar un mayor impulso al sector turístico de la zona. Y es que patrimonio natural y ecológico no le falta a esta localidad, enmarcada en plena Sierra de la Culebra, una ubicación que la iniciativa privada ha sabido aprovechar con la puesta en servicio de alojamientos, hostales, hoteles, restaurantes y casas de turismo rural.

Además de cuidar su patrimonio y tradiciones, la localidad muestra gran interés por el uso de las nuevas tecnologías, un ámbito para el que cuenta con una plataforma telemática, que lleva el nombre de Riofrío de Aliste.


Estas instalaciones las utilizan mucha gente, tanto para la formación a distancia, como para apoyo e impulso de sus propias empresas, dado que este es el objetivo de este servicio que también se creó como centro de colaboración de la industria de la zona.

EL NORTE DE CASTILLA 03/12/06


0 puntos
(0 votos)


Escrito por CALAiTO

+info