ACEPTAREn aliste.info utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de optimizar la navegación y obtener estadísticas que nos permitan mejorar los servicios prestados a través de esta página. más información
Qué lugares hay de interés en tu pueblo?

Añade uno
Descargate el PDF gratuito de ADATA
con la guía de setas.




aliste.info en facebook

Siguenos en:
http://facebook.com/aliste.info

aliste.info en google+

Siguenos en: https://plus.google.com/113384361826438383797

aliste.info en twitter

Siguenos en:
http://twitter.com/alisteinfo

aliste.info en youtube

Siguenos en:
http://youtube.com/alisteinfo

TAGS: ReligiónTurismoTradiciones
19MAY2009

Bernardo Calvo Brioso - Coordinador del segundo volumen del libro

URL: http://fotos.laopiniondezamora.es/fotos/noticias/318x200/2009-05-18_IMG_2009-05-18_23
la mascarada más auténtica de la provincia es el zangarrón de montamarta. estas fiestas se celebran en varios países y el objetivo es que sean declaradas patrimonio de la humanidad...Mª JESÚS FERNÁNDEZ

Elaboró la información dedicada a las mascaradas zamoranas recopilada en el primer volumen del libro "Mascara Ibérica", que recoge el origen y desarrollo de las fiestas ancestrales que se celebran en varias zonas transfronterizas entre España y Portugal. El zamorano Bernardo Calvo Brioso será el coordinador del segundo volumen de este proyecto, promovido por la empresa de servicios turísticos Progestur.

¿De cuántas mascaradas se tiene constancia en la provincia?
– Nosotros tenemos constancia de 14. En el primer tomo de la "Mascara Ibérica" incluimos algunas de las más conocidas, como las de Sanzoles, Montamarta, Riofrío, Abejera, Sarracín, Villarino Tras la Sierra, Almeida y Pozuelo. Dejamos sin incluir otras cuatro porque teníamos dudas sobre su viabilidad y que finalmente hemos incluido en el segundo tomo, en concreto, las de San Martín, Pereruela, Palacios del Pan y Carbellino.

Al margen de estas, ¿pueden haber existido más?
– Existieron más y se podían recuperar más. De hecho, el trabajo que hacemos se integra dentro de un proyecto europeo con Italia, Alemania, Francia y Suiza y lo que se pretende es buscar apoyo para declararlas Patrimonio de la Humanidad dada su existencia en tantos países.

¿A qué año se remonta su origen?
– El origen de todas es en principio prerromano, luego estuvo muy influido por el mundo romano y después evolucionaron en función de su adaptación a la religión cristiana. Teniendo elementos comunes cada una de ellas se ha ido diferenciando en función de esa evolución.

¿Las de la provincia tienen la misma antigüedad?
– Todas son similares en el tiempo. En el siglo IV después de Cristo ya se tiene constancia sobre la condena a una serie de mascaradas protagonizadas por animales porque se creía que las personas que las representaban se convertían en ellos con el tiempo porque hacían bacanales. En la Edad Media cobran más fuerza, pero con un sentido más religioso. En Zamora no tenemos constancia escrita del origen de las mascaradas, pero es presumible que no se perdieran con el tiempo y que del mundo romano pasaran al visigodo y al medieval. Se han ido añadiendo personajes, como los gitanos que aparecen en las de Abejera, Sarracín y Riofrío, que como mucho se han incorporado en el siglo XIX.

¿Qué valor histórico tienen las mascaradas zamoranas en comparación con las demás?
– Son muy importantes y tienen mucha relación con las portuguesas, más que las de otros puntos de Castilla y León. Tienen mucha vinculación porque la mayor parte de la provincia en la antigüedad formó parte de los astures, cuya capital estaba en la parte portuguesa.

Si tuviera que destacar alguna por su importancia, ¿cuál sería?
– El tipo más puro para mí es el de Montamarta, con un solo personaje. Ellos creen que es un diablo. De hecho, he hablado con personas que creían que si alguno moría en pleno esfuerzo no se les podía enterrar en territorio cristiano. En Portugal tienen la misma connotación. El año pasado llegamos a un sitio donde había una matanza y no lo dejaron entrar para que no les estropeara la matanza. Se produce una doble personalidad, el que se la pone con el tiempo asume la personalidad del personaje que está representando, y desde fuera el público no ve a la persona que está debajo, sino al diablo que puede traer los males. Lo más habitual en las mascaradas es que consten de uno o dos personajes, ya que aunque originariamente sólo había un personaje masculino luego se incorporó al femenino. Para mí el principal es un demonio, que según la mitología clásica es un personaje entre Dios y hombre, pero que es benefactor para el hombre aunque la gente sólo se ha quedado con la parte negativa. De hecho, originalmente no transmitían el mal sino la fecundidad, tanto de los campos, como de los animales y de las personas. La ceniza que se esparce en algunos casos es para eso y los cencerros que aparecen en la mayor parte de las mascaradas sirven par espantar los malos espíritus. Todo tiene su simbología.

Recopilar información sobre tradiciones tan ancestrales, ¿requiere una compleja labor documental?
– Siempre descubres cosas nuevas porque en los archivos hay mucha documentación. De hecho, el Zangarrón de Montamarta no se parece en nada a lo que se hacía en el siglo XVIII. Entonces no se celebraba la procesión de San Esteban, sino que los mozos vestidos de diablos entraban a la iglesia con escopetas y disparaban allí. En Villanueva de Valrojo ahora se celebran unos carnavales medievales con diablos que bailan un día con mascaras de corteza de corcho, algo que en su día fue perseguido por la Iglesia y que después fue introducido en las fiestas de Carnavales.

www.laopiniondezamora.es
Perfil: Bernardo Calvo Brioso

Inspector de Educación hasta el pasado mes de septiembre, Bernardo Calvo Brioso se ha convertido en un experto en las mascaradas de la provincia tras realizar una exhaustiva labor documental y de campo para profundizar en esta tradición ancestral, que se remonta a la época prerromana.
El pasado fin de semana no se quiso perder el IV Desfile de la Mascarada Ibérica, que reunió en Lisboa a 26 grupos de España y Portugal, siete de ellos zamoranos. Todos ellos lucieron sus vistosos y coloridos disfraces en un peculiar pasacalles por la capital portuguesa.

Foto Sergio Campano: Bernardo Calvo Brioso, el pasado fin de semana en Lisboa



0 puntos
(0 votos)


Escrito por CALAiTO

+info


(c) 2020. Web powered by aliste.info