ACEPTAREn aliste.info utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de optimizar la navegación y obtener estadísticas que nos permitan mejorar los servicios prestados a través de esta página. más información
aliste.info
Qué lugares hay de interés en tu pueblo?

Añade uno
Los últimos añadidos:
Descargate el PDF gratuito de ADATA
con la guía de setas.





aliste.info en facebook

Siguenos en:
http://facebook.com/aliste.info

aliste.info en google+

Siguenos en: https://plus.google.com/113384361826438383797

aliste.info en twitter

Siguenos en:
http://twitter.com/alisteinfo

aliste.info en youtube

Siguenos en:
http://youtube.com/alisteinfo

Castro de Alcañices

 Articulo del periódico “RENACIMIENTO” nº 49 de abril de 1995

 

            Y está en la frontera no solo por su situación al lado de Sayago, sino por su misma configuración externa. Sus casas, sus calles, son construcciones parecidas a las de Sayago. Si vemos sus alrededores, praderas, encinas, tienen el mismo parecido. Por esto, sí se nota que está en la frontera de la zona.

            Se llamó hasta hace unos años, treinta y cinco o cuarenta años, Castro Ladrón. No sonaba bien, por eso se le cambió de nombre: Castro de Alcañices. Y al fin y al cabo, para los de la zona, siempre será Castro a secas.

             CASTRO Y LA PRESA

             Cuando Iberduero decide hacer la presa, la Central, y empiezan los trabajos, este pueblo cambia de fisonomía y de mentalidad. Mientras duran los trabajos se ve inundado, no por las aguas de la presa, sino por gente, personas de todas las partes que llegan aquí a trabajar. Casto ya no es el pueblo pequeño escondido: de repente se ha convertido en un importante centro de trabajo. Centro de trabajo con mucho trasiego de personas, cada una de un sitio con distinta mentalidad y caracteres y esto se nota hoy día: Castro y su ambiente de pueblo es diferente de otros pueblos de la zona. La presa abrió el camino a muchas familias del pueblo. Muchas personas y sus familiares se desvincularon de su vida agrícola-ganadera de siempre para realizar otro modo de trabajo.

            El trabajo propio de un pueblo de entonces pasó a un segundo lugar. Hoy siguen teniendo personas del pueblo lo pocos puestos que hay en la Central: mantenimiento, limpieza, cuidado de exteriores del poblado.

             OBRA DEL SALTO

             La obra de la carretera de Fonfría al Salto empezó en marzo de 1946, llevada a cabo por un gran número de mujeres encargadas de apañar los geijos con canastos de mimbre. El ramal a Castro fue hecho posteriormente, hace 18 años.

            En junio de 1946 empiezan las obras de la presa. Hace 50 años no había maquinaria para realizar el trabajo tan duro que supuso esta obra. En la primera fase la Empresa Iberduero tenía 4.000 obreros de toda España, el tiempo de duración fue aproximadamente de 14 años. Los obreros vivían en barracones.

Construyeron la presa, dos turbinas, túnel, etc.... El trabajo de esta obra fue hecho a mano, sacando el escombro con vagonetas, como abriendo camino con maza y puntero. El agua la llevaban en cántaros para hacer el hormigón y una Empresa que se llamaba Los Recios, de Salamanca, tenían 15 o 20 burros para transportar la arena y la grava en serones de esparto.

 Ángel Rodríguez Tundidor empezó a trabajar con catorce años de pinche, cobrando cinco pesetas al mes. A los dieciocho años ascendió, pasó a peón, cobraba ya doscientas pesetas la quincena, En esta fase también hicieron el poblado para treinta familias, con iglesia, economato, cafetería, bar, comedor y estuvo habitado por lo menos durante veinte años. Actualmente solo viven cuatro familias.

 Cipriano Rodríguez, trabajo en la segunda fase que duró cinco años, Empezó cobrando 6.000 pesetas al mes y terminó con un sueldo de 25 a 30.000 pesetas. La Empresa se llamaba Dragados y Construcciones. Tenía una plantilla de 500 obreros que realizaron una caverna para montar las turbinas y un túnel de 5 km. Para estos trabajos ya perforaban con jumbo, martillo de aire y el transporte se hacía con camiones.

             Hoy se sigue esperando que la Central pueda hacer alguna reforma para trabajar y mientras tanto ¿ a qué se dedica la gente del Castro?. Algunos siguen viviendo de la agricultura y de la ganadería y otros dos o tres su medio de vida son las ovejas. El resto son jubilados que ayudan a vivir a los hijos sin trabajo. En resumen: Central, agricultura, vacas, ovejas y sobre todo jubilados son las principales fuentes de ingreso del pueblo.

             EL PUEBLO

             Son 90 aproximadamente las personas que actualmente viven en El Castro, con un grupo de jóvenes y niños, aproximadamente 20.

            Sus fiestas se celebran el día de Santiago Apóstol, su patrono. Por cierto que tienen una imagen de Santiago con traje de peregrino muy poco conocida. Su fiesta es grande y muy bien hecha.

            Apropósito de fiestas, Carmina Santiago López nos comenta que tienen una “Peña” muy bonita llamada Buraco los Fornicos, que es una gran peña de piedra situada en un cerro llamado Los Castros. En ella, según dice, vivieron los moros. También tienen una fuente de piedra con los peldaños ya gastados donde años atrás guardaban cola para coger agua.

            Manuel Fernández Ferro, conocido por “El Bigotes de Castro” recuerda la vida que tuvo cuando estaba de  pastor. Desde pequeño y por muchos años cuidaba una cabaña de 60 u 80 cabras. Algunas de ellas las tenía bautizadas: “La Chivola”, era muy buena, daba mucha leche, y el “cabrito” de Manuel algunos días que se le acababa pronto la merienda, le sacaba la leche de la pura teta para beberla; de esta manera el cabrito de la cabra ni crecía ni abollecía.

 Cerramos este reportaje animando a todas las personas que no conocen la presa del Castro, a visitar el precioso poblado de Castro de Alcañices, ya que es una obra importante a nivel nacional.




Los 5 pueblos más cercanos a Castro de Alcañices

Brandilanes (3,79 km)   Fornillos (6,53 km)   Fonfria (6,74 km)   Samir (8,88 km)   Moveros (9,36 km)