ACEPTAREn aliste.info utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de optimizar la navegación y obtener estadísticas que nos permitan mejorar los servicios prestados a través de esta página. más información
aliste.info
Qué lugares hay de interés en tu pueblo?

Añade uno
Los últimos añadidos:
Descargate el PDF gratuito de ADATA
con la guía de setas.





aliste.info en facebook

Siguenos en:
http://facebook.com/aliste.info

aliste.info en google+

Siguenos en: https://plus.google.com/113384361826438383797

aliste.info en twitter

Siguenos en:
http://twitter.com/alisteinfo

aliste.info en youtube

Siguenos en:
http://youtube.com/alisteinfo

San Mamed


SAN MAMED (Otro mundo, otra dimensión)

 Del periódico “RENACIMIENTO” Nº 37 de marzo 1995

 

            Siguiendo por la N-122 hacia Portugal, un poco antes de llegar a Sejas de Aliste, nos encontramos con el cruce que anuncia San Mamed. Atendiendo a las nuevas normas de tráfico, nos desviamos hacia la derecha para, una vez respetado el stop, tomar a la izquierda la carretera de acceso, maquillada con asfalto y señales tan sólo los primeros 10 metros de sus 5 kilómetros de recorrido.

            “La Cuadra del Cura”, “El Couso”, “La Llanada”, “Valdeperas”......son pagos que adornan la estrecha vía. Adentrarse en este precario camino es perder la visión del acostumbrado paisaje alistano: al principio un pinar extenso y viejo bordea ambos lados con un toque mágico, que en viaje nocturno invita al miedo. A lo lejos, recortando el horizonte, masas de vegetación, carrascos y peñas, dan la impresión a quien por primera vez se adentra en este paraje, de estar en  otromundo, en otra dimensión, tanto por su apariencia de misterio como por la belleza de la visión; las exclamaciones de sorpresa sustituyen a la pérdida de la noción del tiempo.

Un poco más adelante, los desniveles nos insinúan la belleza del valle que a penas se divisa desde lo alto del camino, pero que el viajero curioso puede corroborar apeándose de su auto. Es una impresión muy difícil de describir; sólo quien ha visitado San Mamed, puede entenderlo. Narrarlo, decimos, es tarea ardua.

            San Mamed es, sin duda, el pueblo de Aliste que más limpias tiene sus calles. El motivo principal es porque ya nadie se dedica a la ganadería. Los ancianos cobran su merecida pensión y los más jóvenes se dedican, sobretodo, a la construcción. Otros emigraron. También existe una empresa de reforestación.De su dueño, Ismael Gago, dicen que es un especialista en injertos: “es tan bueno que todos los pueblos lo llaman”.

            Es un pueblo muy bonito, perdido –y bien hallado- en medio del monte, como si se tratara de un lugar de leyenda, de un trozo de otro planeta, de un mundo distinto. Su arquitectura es la típica alistana, sin embargo se ven, cada vez más, casas de moderna construcción que sin maldad, rompen la estética del lugar. Pero no importa demasiado, porque de lo que se trata es de prosperar, de adaptarse a la nueva era, de proporcionarse esas comodidades que con mayor frecuencia se van instalando ya en Aliste.

            San Mamed es limítrofe, además de Portugal, con Villarino tras la Sierra.

            El arroyo, lo llaman “Trabacinos”. Nace en “Portillablanca” y atraviesa el pueblo por su lado sur. Es un arroyo de montaña cuyas aguas frías y cristalinas son embalsadas en una pequeña presa que es utilizada para mover la rueda del molino.Los cerros que bordean la presa son conocidos como “Cotorrico de la Calienda” y “Viña Palombar”.

            El antiguo molino aún funciona y está al servicio del pueblo. En breve está prevista la ampliación de la presa, que está situada en el lugar denominado “LaCalienda” y cuya reconstrucción se hará con una subvención de Extensión Agraria y con aportaciones personales de los vecinos. Sin exagerar ni un ápice, estamos en condiciones de afirmar que dicho paraje posee unas características de belleza muy singulares. Pero nada mejor que acercarse hasta allí para comprobarlo in situ.

            También hay dos piedras de público uso, para afilar herramientas de corte. En San Mamed todo se comparte. Los niños tienen el gran privilegio de gozar de un parque en “la era”, junto a un merendero, una gran barbacoa y una pequeña fuente de piedra, todo ello al lado del río, También, dato este que nos pareció, por curioso, muy bien pensado, han construido aprovechando un desnivel del terreno, un “foso” para que los propietarios de coches puedan cambiar el aceite o reparar alguna avería.

            Si el paisaje del pueblo no tiene desperdicio. Este lugar a la orilla del río rebasa con creces la contemplación: dos puentes unen ambas orillas y un castaño centenario de 4,60 m. de circunferencia adorna la pradera, en la cual todos los domingos durante el verano, los hombres de San Mamed se reúnen para jugar a “la tajuela”, costumbre esta muy arraigada.

            Hasta las batidas de jabalí, por cierto especie abundante en la zona, son motivo de reunión. Cada dos por tres se juntan en un local destinado a tal efecto, para, entre todos los que quieran asistir, festejar la captura del “bicho” y dar buena cuenta de él, convertido previamente en rico guiso, Entre bocado y trago, el banquete se convierte en fiesta y los comensales y sus protagonistas, ya que del “jolgorio” nadie se libra.

            Las fiestas son los días 5 y 7 de agosto (“Las Nieves” y San Mamed respectivamente) –el día 6, por lo visto, resaca-, y 13 de diciembre, Santa Lucia. Pero no se lo pierdan, los vecinos de este maravilloso pueblo se reúnen para cenar todos juntos, como la gran familia que en realidad son, el día de Noche Vieja, cena esta ofrecida por el Ayuntamiento.

            Nos comentan que el término municipal de San Mamed es propiedad de los vecinos, pudiendo cada uno optar al terreno que desee para construir su vivienda en caso de tener necesidad de ello. Por ejemplo, una pareja de recién casados puede solicitar un terreno para construir su casa. Este anacrónico dato se refleja en una cédula de propiedad, o escritura, que data del año 1884 y que tuvimos oportunidad de ver y fotografiar.

            Se cree que San Mamed perteneció a una orden religiosa, aunque no se conocen en el pueblo documentos que lo confirmen, sino que sólo son rumores que pasan de generación a generación. Existe un lugar llamado EL PATIO DE LOS DANZANTES que está situado entre Villarino Tras la Sierra y San Mamed, presumiblemente lugar de reunión entre los monjes de este pueblo y los del pueblo portugués de Valdefrades, distantes entre sí unos 6 kilómetros.

            En este pueblo se hace patente la estrecha colaboración entre vecinos, la camaradería, la buena convivencia. San Mamed no es un reducto de otra civilización, no, es un pueblo pequeño, como todos los de Aliste, pero que aún conserva intacta esa sana costumbre de saber compartir, perdida ya hace tantas lunas en nuestros pueblos, pero no sólo en los alistanos o zamoranos, sino en los restos del mundo civilizado. San Mamed ¡qué seas por muchos años más!




Añadir nuevo punto de interés

Los puntos de interés de San Mamed

"Codesalico" (0,91 km)   "Escuela" de San Mamed de Aliste  (0,05 km)   "Las Salamedas" (0,87 km)   Arbol de la Mora (0,02 km)   Consultorio Medico  (0,07 km)   Era de San Mamed de Aliste  (0,28 km)   Fuente de Agua  (0,23 km)   Iglesia de San Mamed de Aliste  (0,01 km)   La Cudipiedra  (1,02 km)   Merendero (0,07 km)   Molino de agua (0,20 km)   Pinar  (0,65 km)   Piscina en San Mamed de Aliste  (0,34 km)   Presa de San Mamed de Aliste (0,26 km)   Puente hacia Villarino tras la Sierra  (0,10 km)   

Los 5 pueblos más cercanos a San Mamed

Villarino tras la sierra (2,82 km)   Sejas (4,74 km)   Latedo (6,30 km)   Santa Ana (6,42 km)   Trabazos (6,66 km)